Manfred e Indios continúan pláticas para eliminar emblema

Manfred e Indios continúan pláticas para eliminar emblema

CLEVELAND -- El comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred, emitió sus comentarios más categóricos a la fecha sobre el polémico logotipo de los Indios de Cleveland, al pedir su erradicación.

Manfred ha sostenido conversaciones con el dueño de los Indios, Paul Dolan, acerca de la posibilidad de eliminar el emblema conocido como Jefe Wahoo, que ha sido tema de debate durante décadas.

En el pasado, Manfred sólo había señalado que entendía por qué mucha gente considera ofensiva la imagen caricaturesca de un rostro con una prominente sonrisa, la cara enrojecida y una pluma en la cabeza. Ahora, Manfred parece presionar a los Indios, que han recurrido menos al logotipo en los años recientes.

Pat Courtney, vocero de la oficina de las Grandes Ligas (MLB), dijo el miércoles a The Associated Press que los ejecutivos de la organización confían en llegar a una resolución positiva para el deporte y para el club.

"Hasta ahora, ha habido discusiones productivas con los Indios de Cleveland sobre el deseo del comisionado para realizar una transición que nos aleje del logo del Jefe Wahoo", comentó Courtney. "Hemos dado pasos específicos en un proceso determinado y estamos logrando progresos".

El martes, un grupo de manifestantes se concentró frente al Progressive Field, para condenar el uso del logotipo, que es parte de la historia del equipo desde la década de 1940.

Los Indios han empleado con menos frecuencia la imagen del Jefe Wahoo, y han adoptado como emblema principal una letra "C" desde hace años. Sin embargo, el símbolo sigue apareciendo en algunos uniformes y gorras. Asimismo, Cleveland sigue comercializando mercancía con esta imagen.

Algunos manifestantes quieren que el equipo elimine también su mote de "Indios".

"Somos personas, no mascotas, logotipos o imágenes", dijo Carla Getz, integrante de la tribu indígena Potawatomi. Getz figuró entre las decenas de manifestantes que exigieron un cambio en la plaza aledaña al estadio, antes del juego del martes.

Hay también un numeroso grupo de seguidores de Cleveland que dicen entender los puntos de vista de los manifestantes pero expresan agrado por la imagen y no quieren que el equipo ceda ante las presiones.

Recientemente, se otorgó a Cleveland la sede del Juego de Estrellas de 2019. Una concesión a cambio de ello podría ser el retiro total de la imagen en los uniformes.